El vinilo sigue de moda


El vinilo sigue de moda

Si nos lo dicen hace unos pocos años nos sonaría a chiste pero es cierto: el vinilo está regresando con fuerza y sus ventas siguen en aumento.

¡Vamos! El mundo al revés. Decrece la música digital y el vinilo vuelve fortalecido.

Fue el formato más popular para la música entre las décadas de los cincuenta y los noventa pero la innovación de los discos compactos le superó en ventas. Ahora, con más formatos para la música que incluyen la compra digital, el streaming y otros formatos físicos, los discos de vinilo cuentan con una fiel clientela.

Los vinilos quedaron prácticamente olvidados durante años, décadas, lo que provocó el cierre y la transformación de la industria que se dedicaba a fabricarlos. Sólo una empresa tiene el 90% del vinilo que la industria usa para producir discos en EEUU.

Las discográficas tienen que esperar meses para los pedidos que antes solían llegar en semanas. Las máquinas de prensado de vinilo solo pueden producir alrededor de 125 unidades por hora. Las empresas de la industria discográfica están recorriendo el mundo para encontrar este tipo de prensas y aumentar la producción, pagando precios muy elevados por estas prensadoras.

El vinilo sigue de moda

Los grandes impulsores del reciente auge de un formato musical tan antiguo no han sido los mayores de 50 años en un intento por recordar tiempos mejores. Los jóvenes amantes de la música y, especialmente, los amantes del “indie rock” han sido los que se han lanzado a recuperar el vinilo en busca de una mayor calidad en el sonido, según ha publicado The Wall Street Journal.

La experiencia de abrir los discos de vinilo, sacarlos de su envoltura y ponerlos a dar vueltas en un reproductor, sigue fascinando a los amantes de la música. Esto le ha ocurrido al mejicano Gildegar Sánchez, dueño de una colección de 500 discos de vinilo, con los cuales ha iniciado una carrera como 'dj' en los cafés y galerías de Chicago (EEUU).

Si hablamos de cifras, en Estados Unidos, se vendieron el año pasado 9,2 millones de “long plays”; un 51,8% más que el año anterior. Y en el Reino Unido, el otro mercado musical más representativo del mundo, las ventas superaron el millón de discos: un volumen que no se veía desde 1996.

El nuevo advenimiento de los discos de vinilo se debe, en parte, a su concepción más que como un formato de audio, a una forma de “arte”.

Otros soportes como el CD o el DVD son fríos y poco agradecidos. En cambio, los discos de vinilo se perciben más entrañables, frágiles y los consideramos como una pequeña pieza de arte.

Según los expertos en la materia, la cultura del disco de vinilo lejos de desaparecer, continuará creciendo con los años.