Hábitos que desarrollar antes de emprender


Hábitos que desarrollar antes de emprender
Emprender está de moda: existe tanta gente que se avienta a ser emprendedor como quien se lanza de una montaña sin idea de cómo volar.  Por ello, para que ese salto no sea tan brusco y arriesgado es necesario seguir una serie de hábitos que desarrollar antes de emprender, que son los siguientes:
  1. Ahorrar
Yo nací en una cultura en la que ahorrar es algo que se aprende desde la infancia, y en la que recibes acceso a todos tus ahorros cuando cumples 18. ¿Qué crees que hice con ellos? Me fui a viajar por el mundo. No me arrepiento, pues fue una gran experiencia y jamás detendría a mis hijos si quisieran hacer lo mismo. Lo que me ha salvado después de eso es que ya tengo la costumbre de guardar dinero.  
  1. Salir de tu zona de confort
Siempre habrá algo nuevo que te incomode.  Ayuda entender que esa sensación de incomodidad es parte del crecimiento. Es algo que puedes empezar a practicar desde hoy en tu tiempo libre: lanzarte en paracaídas, hablar con gente extraña, dar una charla pública, enfrentar tus deudas, arreglar malentendidos... Todos tenemos una lista de cosas que no nos gusta hacer, pero hay una energía muy especial y un aprendizaje de por vida en enfrentar esos miedos. Lo único que tienes que hacer es salir de tu zona de confort.
  1. No dejarte dominar por tus emociones
De todos los hábitos, éste es el más difícil para mí.  Me considero una persona MUY EMOCIONAL. No puedo esconder cómo me siento, no logro ver las noticias sin que afecten mi humor, mis hijos me tienen en una montaña rusa de emociones…  Antes solía dejar que todas estas emociones influyeran en el resultado de lo que estaba haciendo. Al ser diseñadora y creadora, dependo de mis emociones para la creación de piezas impactantes, pero cuando se trata de emprender, hay que crear un hábito de no dejar influir esas emociones en el resultado de tus actos. Las emociones son parte de la vida y no recomiendo que las niegues o que trates de olvidarlas, eso es imposible. Lo que sí sugiero es que trates de ver tu trabajo como algo separado de esto. Me siento triste, pero tengo un par de tareas pendientes hoy que voy a hacer y después me permitiré perderme en mi tristeza. Este hábito supone un aprendizaje constante.