Neuroeconomía


Neuroeconomía

Estamos hablando de una película que se estrenó en el año 2009 y hace referencia sobre como una chica joven su cerebro de una forma inconsciente se ve influenciado por las técnicas de marketing que llevan a las tiendas a vender sus productos de forma exitosa. De esta manera podemos introducirnos en el universo de la Neuroeconomía. Ahora el cerebro deja de ser una caja de sorpresas y puede ser analizado. Es una forma de poder entender el comportamiento del ser humano pudiendo decir que este se ve afectado por el sistema deliberativo, que valora las opciones con una perspectiva amplia basada en un objetivo, y el sistema afectivo, que contiene impulsos emocionales y motivadores. Ambas interactúan una con otra y se puede decir que el sistema deliberativo puede ejercer una importante influencia sobre el sistema afectivo tratando de controlar las motivaciones de este. Las conexiones del sistema deliberativo son potentes, mientras que el control de la conciencia sobre las emociones es débil. Los intentos del sistema deliberativo por superar las motivaciones necesitan lo que llamamos “Fuerza de Voluntad”. Diversas investigaciones parten del de que los agentes económico toman sus decisiones de compra según las preferencias y los precios en el mercado. Investigando como las personas evalúan sus decisiones y cómo las distintas partes del cerebro se activan ante perspectivas de ganancia o de pérdida. Normalmente a la hora de realizar un pago la gente prefiere realizarlo con tarjeta en vez de en efectivo ya que con la tarjeta la gente muchas veces pierde el control del gasto y la sensación de “pérdida”. Esto indica la presencia de las emociones en la toma de decisiones.

La neuroeconomía nos confirma que existen dos sistemas decisorios: el afectivo y el deliberativo. El primero corresponde a las partes internas del cerebro, es decir, las más primitivas en la etapa evolutiva y el segundo se halla radicado en la corteza cerebral y aparece en estadios más recientes del proceso evolutivo. El sistema afectivo está relacionado con emociones que tienen efectos sobre las motivaciones de la conducta humana. El sistema deliberativo, por el contrario, actúa evaluando lo que percibe el sistema afectivo. Los estímulos pueden afectar la parte afectiva solamente o también a la parte deliberativa y en función de la evolución de ambos sistemas va a definirse la conducta a seguir. Tener confianza en otras personas tiene implicaciones importantes en el desarrollo. Las empresas hacen un estudio profundo sobre los beneficios que obtienen y revisan si las técnicas de Marketing utilizadas son las correctas además de marcar objetivos monetarios. Al igual que la chica de la película cuando hacemos la compra de un artículo no nos percatamos de esos detalles cuando en realidad esta estudiado de una forma muy meticulosa que desde que entramos en la tienda hasta que salimos de ella todo aquello capte nuestra atención haciendo especial hincapié en los artículos más importantes.